lunes, 6 de junio de 2016

CALIDAD A TRAVÉS DE LOS AÑOS… KENWORTH 1924…


Kenworth 1924


Kenworth 1924 - abandonado sin restaurar


   

Kenworth fue  y es considerado como una de las marcas de camiones con mayor calidad del mundo. Esta denominación, no ha sido ganada en vano, sus camiones siempre se caracterizaron por su excelente calidad y tecnología. Es por esta razón que se nos ocurrió mostrar uno de los primero modelos de Kenworth de año 1924. Debemos recordar que fue en el año 1923, donde esta marca nació como tal, utilizando este nombre que la hizo tan famosa mundialmente. En las imágenes podemos ver una versión del Kenworth de 1914, en estado de abandono, pero integro, donde se puede apreciar los avances tecnológicos de aquellos. Y Luego una unidad similar, que se encuentran en el museo de la industria en el estado  Washintong en Estados Unidos, totalmente restaurada. Ambas unidades son iguales, y se pueden observar, tal como mencionamos, detalles que en aquellos años muy pocos camiones tenían. En primer lugar este camión ya posee un eje trasero que recibe el movimiento mediante un diferencial. No muy usual por aquellos años, ya que muchos competidores usaban cadenas. 

ver estribo de ascenso a cabina con la marca Kenworth


ruedas macizas con banda de goma/hule

  El diferencial le daba al Kenworth una mayor capacidad de tracción cargado, por eso era un camión apreciado para los trabajos severos. También este camión contaba con un chasis reforzado, así como su suspensión mecánica en ambos ejes. Estaba preparada para cargar unas 3.000 lbs o unos  1.360 Kg, que para aquellos años era importante. Es por esta razón que unidades como este modelo, eran usados en la industria de la madera, muy arraigada en el estado de Washintong. De fábrica contaba con ruedas con hule de marca Firestone  de las medidas 32” x 6”, los ejes eran de la marca Sheldon y las suspensiones reforzadas eran de ballestas, en el eje delantero de 9 y en el trasero de 11 laminas. El motor de la marca BUDA WTU de 4 cilindros, estaba alimentado por gasolina, mediante carburador, un clásico de aquellos años. La velocidad máxima que desarrollaba este vehículo era de 25 mph es decir unos 40 Km/h, gracias a la transmisión manual de 3 velocidades con una de retroceso. Si se observa el modelo abandonado para ser restaurado, se puede ver como Kenworth ya utilizaba en sus modelos, llantas de hierro fundido y no de hierro y madera, como algunos modelos de la competencia. Mientras que ya se observaba el tradicional radiador, que es una marca registrada y que hoy todavía se lo observa en el diseño de la parrilla del T 680.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada