domingo, 2 de octubre de 2016

PELIGRO…CAVITACIONES EN EL SISTEMA DE REFRIGERACIÓN… DESTRUYE LOS MOTORES….


Camisa de motor Cummins afectada por cavitaciones


cavitaciones - daños en el cilindro de camisa húmeda
  
Uno de los problemas que se presentan hoy en algunos motores más y otros menos, en especil los de camisas húmedas, son las cavitaciones o burbujas generadas por las vibraciones internas del motor en el líquido refrigerante. Este efecto físico que se genera por el movimiento de los pistones  y el cigüeñal,  hace vibrar las camisas, que terminara agujereando el cilindro del motor. Las vibraciones, dejan un espacio donde se generan burbujas de vapor cerca de las camisas, que luego de formarse, y cuando la camina vibra hacia el interior de esta  explotan, generando una implosión, con presiones de 2000 bares hasta 15.000 bares. Estas  micros explosiones van horadando las camisas, generando agujeros o cráteres. 



Marcas como Cummins, John Deere han desarrollado refrigerantes que con aditivos que generan una capa protectora en torno a las camisas para reducir este efecto. A ello también hay que sumarle la carga estática o energía que queda atrapadas en las micros partículas que tiene el agua, como sales o pequeñas partes de metal desprendidas. Esta se carga de energía, también contribuye a  horadar las piezas metálicas.


COMO SE PREVIENE: para evitar la rotura del motor, como consecuencia de la pinchadura o ponchadura de las camisas o cilindros y el paso del refrigerante a la cámara de combustión. Es necesario utilizar un buen líquido refrigerante. Cambiar el filtro del sistema de refrigeración si así lo tiene, como en el caso de los motores Cummins. Y no utilizar agua de grifo o canilla, sino destilada o desmineralizada. También es necesario controlar el estado del líquido refrigerante en forma asidua.
El agua contiene minerales y sales, por lo que si no se destila o depura de ella, la factibilidad de que se cargue de energía eléctrica por estática o movimiento y presión elevada, es muy factible.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada