jueves, 10 de abril de 2014

SMC, los plásticos dominan el mundo de los camiones y remolques

 
 
 
 

 
 
 
SMC en sus siglas en inglés, que significa
Sheet Molding Compounds, es una técnica moderna y que ya se aplica desde hace unos años en la producción de partes plásticas de los camiones y remolques que vemos a diario. Mediante una lámina de plástico reforzado con hilos de fibra de vidrio, se modela en una matriz bajo temperatura y presión, las distintas piezas, que por ejemplo componen el capo, guardabarros, techo del dormitorio o perrera.
 
 
El compuesto moldeado en láminas, se fabrica mediante un proceso de flujo continuo, altamente automatizado. Dicho compuesto se basa en una película de polietileno que transporta tiras de fibra de vidrio aproximadamente entre un 25 y 30 por 100 de fibras de 2,5 a 5 cm. de largo, siendo las fibras de vidrio el tipo más utilizado, se depositan sobre una pasta de relleno de resina. Sobre esta mezcla se coloca de nuevo una película de polietileno, que hace que todo el compuesto quede compactado y permita el flujo en los rodillos de embalaje calibrados, para conseguir el producto terminado y enrolladlo en bobinas. Para poder utilizar estas bobinas en la fabricación de productos, deben de someterse a un periodo de maduración de 1 a 4 días, en una habitación para que la lámina pueda asentar el vidrio. Una vez transcurrido ese periodo de maduración, se puede realizar el corte de la lámina dependiendo del producto a fabricar por moldeo.
 
 
Así se logra generar las piezas que conforman buena parte de la imagen de los pesados. Los beneficios que se obtienen de las piezas son: a) Buen terminado de superficie. b) Mayor producción. c) Mayor control de tolerancias. d) Permite hacer piezas complejas. e) Peso ligero. f) Permite la fabricación de objetos voluminosos. 

ATENCIÓN CON LAS REPARACIONES. Uno de los problemas que se presentan en estas tecnologías es cuando ocurre un siniestro. Aquí si se debe reemplazar la pieza y no repararla como ocurre en muchos casos con los talleres y aseguradoras, que autorizan la reparación. La misma piezas tiene un resistencia generada por la propia construcción, que utiliza, un film de poliétileno, resina y fibras de vidrio. Una vez que rompe, pierde la resistencia generada y ya no cumple la función para la que fue desarrollada. Y aquí también esta en juego la seguridad pasiva de la unidad... mucho cuidado... 
 
 
 


 



 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada