martes, 23 de diciembre de 2014

PIRATERÍA DEL ASFALTO… SE ROBAN 5 CAMIONES POR DÍA EN ARGENTINA




 
 
camión robado con cereal en rutas Argentina
 

La piratería del asfalto, así llamado al robo de camiones con su carga en las rutas de argentina. Es uno de los delitos que más preocupan a las empresas de transporte. Hoy las estadísticas, muestran que se roban 5 camiones con carga por día en todo el territorio de este país. No existen métodos que eviten este delito, ni los seguimientos satelitales, como los acompañamientos con autos de custodia, han evitado o disminuidos el delito. Los piratas, cuentan con tecnología, que neutralizan las señales que emiten los rastreadores, en algunos casos. 
Control de Gendarmeria en rutas Argentinas

En el último año más 2.000 robos de camiones en ruta han ocurrido en este país sudamericano. Hay zonas de los países como la periferia de Capital federal, donde el robo ha aumentado casi un 300%.  Las pérdidas anuales se sitúan entre los $ 1.500 a $ 2.000 millones de pesos, unos U$S 250 millones, anuales. Las pérdidas no son solo de carga, sino también de las unidades, que en muchos casos no son abandonadas y luego pasan al mercado negro, como vehículos adulterados o chocolates, como se los conocen, para su venta en el mercado. Otros son desguazados para repuestos. Las aseguradoras, están preocupadas, por el deterioro económico que le genera los seguros de las cargas y de los camiones. En el último tiempo las cargas más robadas, han sido alimentos y electrónica, dos de los rubros que más se cotizan a la hora de ser vendidos en el mercado negro. Pero el problema no es solo de Argentina, Chile, Perú, Brasil y Bolivia, también están aquejados por este delito que va en aumento. Al punto de que se han creado una policía y justicia especializada en este tipo de delitos. Incluso hay fiscalías que se han entrenado en tecnología y estrategia para investigar como se realiza este delito. Detrás de la piratería del asfalto, están los inescrupulosos de siempre, empresarios que compran productos robados, empleados y operadores infieles, complicidad policial, política y en algunos casos también la justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada