domingo, 10 de abril de 2016

LA TECNOLOGÍA NO SUPLANTA A LA SEGURIDAD…


Kenworth T 680 siniestrado
estado de un camión luego de recibir energía por un impcato




Uno de los mayores errores, que se advierte en los conductores de camión, es la confianza que les genera conducir un vehiculo pesado, pensando que son invulnerables y que ante un siniestro no les pasara nada. Algunos piensan aún, que la tecnología de sus vehículos podrá suplir su calidad y capacidad conductiva, ante acontecimiento imprevisto. Lo cierto es que no es así, aun con el avance tecnológico, los vehículos pueden ser armar mortales. Ni los frenos a discos, ABS, control estabilidad y de tracción, pueden evitar que los camiones sean trampas mortales. La falsa sensación de seguridad se advierte por confundir el tamaño imponente que tienen con seguridad… nada más errado. Lo cierto es que en un choque un camión puede ser tan inseguro como un auto. Esto se ve particularmente en los siniestros entre camiones, producido por alcance, uno de los más comunes o en los vuelcos, otro accidente típico en los camiones.  Cunado se produce este tipo de accidentes, la liberación de energía y la absorción es muy fuerte entre un vehiculo y otro. Las consecuencias pueden ser fatales para el operador o conductor. 
  
  
Para que se tome conciencia, aquí mostramos algunas fotos de un camión muy tecnológico, estamos hablando del Kenworth T 680.  Este camión, cuenta con una cabina de aluminio y capo o cofre de plástico reforzado. Posee frenos a discos en todos sus ejes, cuenta con ABS, control de estabilidad y de tracción. Ahora bien las consecuencias ante un choque transforman a este camión de alta tecnología, en un bollo de hierros retorcidos. Hay que tomar conciencia de estos y hay que prevenir que ocurra un siniestro.
  
test de impacto de cabina camión - Suecia
PORQUE NO RESISTEN: las cabinas de los camiones han evolucionado en las últimas décadas. No solo en su espacio y forma aerodinámica, sino que a habido un avance muy importante en la seguridad. Evitando que se deformen ante impactos tanto frontales como traseros, otorgando dentro de lo posible de un espacio de supervivencia, al conductor. Y que la misma, ante un impacto, no se desprenda del chasis. Para ello se la somete a ensayos destructivos de impactos, pero con una carga limitada. Que es infinitamente menor a la energía que se puede liberar en un impacto real.  Es por ello que los avances son importantes pero no alcanzan para mitigar las consecuencias de las energías liberadas por la masa que tiene un camión ante un siniestro. Es otro de los elementos a tener en cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada