martes, 16 de junio de 2015

QUE LE INTERESA AL TRANSPORTISTA LATINO A LA HORA DE COMPRAR UN CAMIÓN…


 
 
Luego de una encuesta realizada podemos determinar que los que mas le interesa a un latino a la hora de comprar un camión… No es la marca… sino el PRECIO de la unidad. Muchos piensan y creen que un camión es como un auto… claro está, que en este rubro hay fanáticos… pero no se confundan.... la mentalidad latina no es ni la americana… ni menos la Europea. Aquí en esta región del mundo en primer lugar a la hora de comprar un camión, se piensa en el precio, y en la financiación de la unidad. Esto es así, debido a que los camiones representan un mayor desembolso de dinero que en otras regiones del mundo a la hora de una compra. Igualmente los fletes y los gastos de mantenimiento así como los costos de operación, están distorsionados. Luego en 2do lugar encontramos, la asistencia de post venta, si la misma es adecuada y si hay suministros de repuestos, y más si la unidad es importada. Posteriormente en 3 er. lugar, encontramos redimiendo y consumo de combustible. En 4to. puesto, se tiene en cuenta el precio de reventa y su facilidad de venta como unidad usada. Posteriormente y sin representar una preocupación para el transportista, quedan los elementos de confort y seguridad pasiva/activa. Ya que muchos de los que compran unidades no son el hombre camión y las unidades están destinadas a los operadores de una flota. No cuenta tampoco, si la unidad cuenta con transmisiones robotizada, o frenos a discos por ejemplo, ni que decir de los sistemas de asistencia a la conducción  como el control de estabilidad y tracción…. Es decir en esta región del mundo, salvo raras excepciones, de empresas con una flota de camiones importantes. No cuenta la seguridad y el equipamiento de confort. Y muchos menos las normas de emisión, que muchos creen que mas que una solución son un problema, ya que requieren de un diesel especifico que es mas costoso. Esto llama la atención y pone en alerta a los fabricantes y Cámaras de transporte. Ya que se denota una falta de capacitación profesional de la verdadera importancia que tiene la seguridad y el confort de marcha cuando uno pasa muchas horas detrás del volante. Lo que conlleva a bajar así los riesgos de la conducción y también los siniestros. Tampoco puede ser que el rendimiento de una unidad como es el consumo de combustible, este en un 3er lugar, cuando el costo del diésel, representa la mayor porción de costo operativo de una unidad. Y que en el caso de algunos países de Latinoamérica, supera el 50%. Pero mucho de esta realidad, tiene que ver con falta de capacitación o de una capacitación deficiente… ya que se observa la falta de conocimiento del funcionamiento de elementos esenciales en las unidades y también las exigencias legales del caso… lo que demuestra que hace falta un trabajo profesional y de muchos años para revertir esta situación.
 
 
FALTA DE INTERÉS EN NORMAS DE EMISIÓN: La realidad del transporte en Latinoamérica y los costos de explotación, esta llevando a que muchos transportistas, desmantelen sus unidades Euro 5. Convirtiendo las mismas en Euro 3, mediante la anulación del sistema SCR. Y la emulación de la computadora o CPU, del motor para que este no registre modo de fallo y trabaje  con menor torque. Este es común en Bolivia, Chile, Perú, y Paraguay.

FALLAS DEL FABRICANTE Y DE LAS CÁMARAS DE TRANSPORTE: Mucho se habla de los cursos de entrenamiento y capacitación en los últimos años. Pero los accidentes no disminuyen y la mala operación de las unidades es cosa de todos, los días. Las violaciones a las leyes vigentes en Latinoamérica son permanentes y la falta de control de parte de los organismos estatales, agrava la situación. Los fabricantes lamentablemente, están muy distantes de la realidad del transporte en la región y piensan que el transporte es igual a lo que ocurre en el lugar de sus sedes. Nada mas alejado de la realidad, es importante formar a los conductores desde las bases, es decir desde que sacan su licencia por primera ves. No se puede regalar la licencia como ocurre hasta hora. Y lo más importante no hay que formar al dueño de la empresa que ve con ojos de lucro y rentabilidad a su negocio del transporte. Hay que formar y capacitar sobre las nuevas tecnologías a los operadores o conductores. Cuando se presenta una nuevo producto, se hace mas hincapié en el dueño de la empresa y no en los conductores. Que al fin y al cabo son la fuerza de trabajo, con el cual la unidad podrá obtener el lucro necesario para hacer rentable la actividad. Así que a no equivocarse… las cosas deben cambiar desde nuestro punto de vista…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada