viernes, 13 de marzo de 2015

ENSAYOS DESTRUCTIVOS EN LOS CAMIONES UNA NECESIDAD PARA AUMENTAR LA SEGURIDAD PASIVA… DE LAS CABINAS DE ALUMINIO



Choque frontal de dos camiones - ensayo destructivo - Freightliner


 

                                       video ensayo destructivo Peterbilt 377 - cabina aluminio  


En los últimos 50 años los fabricantes de camiones se han preocupado por salvar la vida del conductor u operador en el caso de un siniestro. Esto por las consecuencias fatales en muchos siniestros donde estaba involucrado un camión. Esto debido a que la configuración de un camión muy diferente al de un auto, como consecuencia del chasis y cabina. Los esfuerzos, principalmente se han centrado en la cabina, el elemento que compone un camión más endeble en un accidente. Es por ello que los fabricantes conjuntamente con los gobiernos, han desarrollado, normas que homologan ensayos destructivos de las cabinas, para estudiar su deformación y resistencia.  Aquí encontramos la  ECE 29, la que se encarga de establecer parámetros de deformación de la misma ante impactos frontales y traseros. Mientras que también se evalúa los anclajes de la cabina al chasis. Ya que la misma no debe desprenderse ante un choquen, porque sería más insegura para el operador. Ahora bien algunas marcas americanas como Volvo y Freightliner, han desarrollados sus ultimas cabinas tomado en cuenta las normas Europeas.  Y en el caso de Volvo sus propias normas de ensayos, previo a la homologación para la producción. Es el único constructor mundial que cuenta con sus propias normas de evaluación de choques, para sus propios camiones.  Este estudio es fundamental en el mercado de américa del norte, donde la mayor parte de las cabinas de los camiones pesados son de aluminio.


                                                     Video Scania - ensayo destructivo
   
Peterbilt 377 - ensayo destructivo - cabina de aluminio
  

 El comportamiento de acero y de aluminio sujeto a energías y su disipación En es diferente. Es decir se debe analizar y tratar las cabinas de aluminio, para que se vuelvan tal seguras como las realizadas íntegramente en acero tal el caso de Volvo. Para lograr mejores resultados en seguridad pasiva de las cabinas, es necesario realizar mayor cantidad de ensayos destructivos. Y lo más cercano a la realidad. Por ello es que muchas empresas tercerizada. El aluminio es más liviano y duradero, ya que se corroe muy poco. Pero tenemos como contrario, que su resistencia a impactos, como a los vuelcos, es menor que un realizada en acero. Ya los fabricantes están registrando esta necesidad e inclusive se están ensayando unidades en impactos contra un muro fijo, o frontalmente entre dos camiones. E inclusive se están preocupando por suministrar sus camiones con Air Bag, tanto para el operador como para el acompañante. La transformación de los camiones y cabinas en materia de seguridad será muy importante en lo que resta de la década. Ya Europa, ha dado el punta píe inicial, con una importante reforma legal que exigirá una mayor seguridad pasiva no solo para el conductor del camión, sino para peatones y para vehículos de menor porte como los automóviles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada